Partiendo de la base que no me considero un gran especialista en este tipo de fotografía, sí es cierto que después de 4 ó 5 años realizando sesiones de esta temática he asimilado las cosas que funcionan y las cosas que no, y es algo me gustaría compartir con vosotros.

Las sesiones de estilos de vida (lifestyle) son, junto a las de negocios y medicina/salud, las más demandadas y rentables en stock, al menos en mi caso. Pero también es cierto que hay una saturación enorme de estas fotos así que si queremos sacarle un rendimiento interesante a estas sesiones tenemos que tener en cuenta varios factores para lograr el éxito. Así que voy a intentar recopilar aquí estos aspectos que yo considero esenciales para que nuestras fotos lifestyle vendan bien.

1- BUSCA UN CONCEPTO

No hay que confundir entre hacer retratos únicamente a hacer lifestyle. Salir con un modelo a la calle y hacerle multitud de posados no es una sesión de estilos de vida. No es que eso no venda, pero no es la opción ideal para conseguir un buen shooting que nos reporte grandes beneficios en stock. Es importante buscar un concepto, una idea, aunque sea básica, que nos sirva para construir una historia alrededor de la sesión. Esto nos aportará principalmente dos cosas. La primera es que lógicamente al haber un concepto detrás vamos a realizar fotos que lo normal es que puedan interesarle a algún cliente para usarlas en sus campañas publicitarias. Y por otro lado, cuando construyes una historia te surgirán múltiples ideas para fotografiar, muchas más de las que sacarás si te limitas a realizar retratos y posados a un modelo sin ninguna idea que los apoye.


2761497

 

2 – EL CASTING DE MODELOS, ALGO CRUCIAL

En un mercado tan saturado de imágenes como es el stock, tenemos que sobresalir de alguna manera. Si realmente queremos vender, necesitamos que los modelos nos aporten ese valor diferencial que hará que nuestras fotos funcionen o no. Y con esto no me refiero a que sean mujeres extremadamente guapas y hombres apuestos… el caso es que realmente sean fotogénicos. A veces una persona que jamás ha posado, te puede aportar una frescura en la sesión que quizá un modelo no lo hará. Sobre todo modelos que trabajan principalmente en moda tienden a hacer demasiados posados y a no ser naturales delante de la cámara.

2856770

 

3 – EN LA CALLE HAY GRANDES MODELOS

Seguramente más de una vez te has cruzado con alguien en el metro, el supermercado, un restaurante… que te ha llamado la atención por su look. No tengas miedo a acercarte a esa persona y proponerle una sesión de fotos. Si lo piensas, es un halago que te propongan algo así y normalmente se conforman como medio de pago el poder disponer de esas fotos para sus redes sociales por ejemplo. Yo aconsejo siempre disponer de tarjetas de visita con tus datos de contacto, página web, Instagram, etc para dársela a esa persona desconocida y que vea que efectivamente eres fotógrafo y no le propones nada raro. Así además pueden ver el trabajo que realizas con anterioridad con idea de que cuando acuda a la sesión ya sabrá más o menos el resultado que puede obtener.

2024220

 

4 – LA FAMILIA Y AMIGOS NO SIEMPRE ES BUENA IDEA

Cuando empiezas a hacer tus primeras sesiones de stock, lo normal es tirar de familiares y amigos que siempre están dispuestos a ayudar, pero hay que ser objetivos y valorar si realmente estas personas dan en cámara lo que tienen que dar. Ponte en el lado de un potencial cliente y piensa si comprarías una imagen con ese «modelo» para tu publicidad. Y es que hay personas que por mucho que lo intenten… no son fotogénicos, incluso siendo guapos. El argumento de muchos fotógrafos que cometen el error de realizar una sesión tras otra con modelos que no funcionan es porque no tienen que pagarlos, lo cual está muy bien, pero esto es como la pescadilla que se muerde la cola… si no realizas fotos especialmente buenas en todos los sentidos nunca vas a vender lo suficiente como para encontrar en el stock una fuente de ingresos importante, así que es muy importante invertir en modelos que aporten esa profesionalidad a la sesión.

2717520

 

5 – CADA MODELO EN SU ROL

Otro de los fallos con los que me encuentro muchas veces cuando veo sesiones de stock, incluso yo mismo los he cometido y los sigo cometiendo a veces… es otorgar a un modelo un rol que no le corresponde y que no le queda bien. Es decir, no montes por ejemplo una sesión de running con un modelo que no sabe correr de una manera más o menos estética o que no tiene un cuerpo medianamente atlético. Un buen ejercicio, cuando vemos a un modelo que nos gusta, es preguntarle qué le gusta hacer, que aficiones tiene… y montar una sesión en función de eso. El modelo se encontrará a gusto porque estará haciendo lo que hace habitualmente y seguramente evitemos posados que hacen que las fotos no queden auténticas.

895734

 

6 – CUANTOS MÁS MODELOS MEJOR

Según mi experiencia he comprobado que las sesiones con varios modelos funcionan mejor que las que realizas con uno sólo. Al usar varios de ellos se te abre un abanico enorme de posibilidades para fotografiar ideas al hacerlos interaccionar entre ellos. Lógicamente, como es normal, estas sesiones salen más caras pero a la larga son más rentables. Si usas por ejemplo 4 modelos, puedes hacer retratos individuales, por parejas, tríos y el grupo entero, con lo cual vas a conseguir un material muchísimo más diverso que si disparas con una única persona.

2432557

 

7 – BUSCA UN «COMODÍN»

Es importante que cuando hagas sesiones con varios modelos que te asegures que al menos uno de ellos sepas que va a funcionar bien y que es una persona que sea capaz de «calentar» a los otros modelos y hacer que todo fluya, lógicamente bajo tu supervisión. El riesgo de usar varios modelos nuevos en una sesión con los que no has trabajado nunca es grande y puede que si tienes mala suerte la cosa no funcione y te cargues el shooting.

1066959

 

8 – LAS INCÓMODAS PERO NECESARIAS AUTORIZACIONES DE MODELO

Este es uno de los temas tabú y que más incomodan al fotógrafo de stock. Siempre que previamente a la sesión le hayamos contado claramente al modelo el uso que van a tener las fotos con todo lo que conlleva y hayamos llegado a un acuerdo ya sea económico o a modo colaboración, no hay que tener reparo a pedirle al modelo que nos firme la autorización de modelo. Como comento en mis cursos, aconsejo llamarlo siempre así «Autorización de Modelo» evitando otros nombres como «contrato», «cesión de derechos de imagen»… y cosas similares que parece que a los modelos les tiran más para atrás. Lo más importante es firmar esta autorización antes de realizar la sesión para que luego no haya problemas con malos entendidos, olvidos…

En el mercado hay muchos tipos de autorizaciones de modelo, pero no cometamos el error de usar una que no sea aceptada en las agencias de stock. Para ir sobre seguro, os aconsejo usar la plantilla genérica de Getty Images o las apps de móvil «Easy Release» para iPhone y Android o «Releases» para iPhone (gratuita). Cualquiera de estas 3 opciones es aceptada en cualquier agencia de stock.

1454214

 

9 – CUIDA EL ESTILISMO

Todos sabemos que en stock no pueden aparecer logos en la ropa, complementos, etc. pero a parte de este tema, es importante que cuidemos mucho la ropa que llevan los modelos. Si van a usar su propia ropa, es aconsejable que días antes de la sesión nos manden fotos de la ropa que  van a llevar para verificar si es válida o no y en la medida de lo posible comprobar el estado de la misma por si es demasiado vieja o está muy desgastada por ejemplo. Lo ideal es comprar la ropa nosotros y asegurarnos de que nos cuadra para la sesión y en el caso de ser un shooting grupal que la ropa combine bien entre los modelos.

1827898

 

10 – EL PLUS DEL MAQUILLAJE

Aunque yo reconozco que no en todas mis sesiones lifestyle uso maquilladores ya sea por falta de tiempo o presupuesto, siempre recomiendo tener a un buen maquillador/a para la sesión que sobre todo trabaje bien y rápido. En este tipo de maquillajes naturales, aunque no se invierta mucho tiempo, luego se nota positivamente en las fotos.

2765623

 

11 – BUSCA UNA BUENA LOCALIZACIÓN

Si bien es cierto que una localización interesante no es del todo indispensable, está claro que si conseguimos disparar las fotos en un lugar atractivo conseguiremos aportar ese plus de calidad a la sesión que seguramente lo veamos reflejado en las ventas. Es importante conocer el espacio bien así que no descartes localizar la zona con antelación a la sesión para ver qué lugares son los mejores para hacer las fotos y, sobre todo, cuales son las condiciones de luz en la zona cuando vayamos a realizar la sesión (evitando normalmente las horas centrales del día). Busca una zona que no esté masificada de gente para no tener el problema que personas de las cuales no tengamos la autorización de modelo se nos cuelen en las fotos y las hagan inservibles. Vigila que tampoco haya demasiados elementos que por copyright nos limiten el disparo por haber logos, marcas, etc. (tiendas, escaparates, vallas publicitarias, estatuas y monumentos protegidos, etc.).

2847246

 

12 – DE LO GENERAL AL DETALLE

En un shooting de stock lo ideal es disparar mucho, muchísimo, para luego hacer una buena selección de las mejores fotos. Dentro de esta selección debería haber siempre planos muy abiertos donde, aunque aparezcan los modelos, la localización es más protagonista. Por supuesto hay que realizar planos generales de cuerpo entero, planos medios, primeros planos y, que no se olvide, planos detalle de elementos característicos de la sesión. Con esto me refiero a imágenes donde normalmente no aparecen las caras de los modelos pero sí sus manos, brazos, partes del cuerpo, detalles del estilismo, de los props que hayas usado para la sesión, etc. El concepto de persona irreconocible y la anonimidad cada vez ser pide más en stock, así que aunque tengas un modelo muy guapo, su cara no tiene que aparecer siempre en todas las fotos 😉

2705633

 

13 – LA FELICIDAD VENDE

Cuando un cliente busca una imagen para su campaña publicitaria, normalmente quiere mostrar la felicidad que puedes conseguir si usas su producto o servicio. En pocas ocasiones vemos anuncios donde los modelos salen tristes o inexpresivos. Por este motivo, mi consejo es tener un buen número de imágenes dentro de la sesión donde el modelo complete diferentes «grados» de felicidad: media sonrisa, sonrisa, risa, carcajada…

1178364

 

14 – USO DE TECNOLOGIA

Da igual que la sesión trate sobre la vida de una pareja en casa, o de una familia de vacaciones o de unos amigos practicando deporte… SIEMPRE es aconsejable incluir dentro de la sesión imágenes donde los modelos estén usando dispositivos como móviles, ordenadores, tablets… pero siempre de una manera que resulte creíble. Los bancos de imagen están saturados de imágenes de modelos haciéndose selfies y cosas similares pero de una manera totalmente artificial que hace que la escena no funcione. En este caso es aconsejable que los modelos realmente se estén haciendo selfies para que los gestos y miradas sean totalmente creíbles.

2506700

 

15 – MULTI-ETNIA

Si el shooting se presta a ello, aconsejo en sesiones con varios modelos utilizar diferentes razas. No hay excesivo material lifestyle en stock donde haya esa diversidad racial que está muy presente en ciudades de todo el mundo.

2635058

 

16 – NUEVAS FAMILIAS

Afortunadamente la mentalidad de la sociedad cada vez es más abierta y los anunciantes cada vez demandan más imágenes de familias gays, lesbianas… Este es un nicho todavía por explotar en stock y puede tener mucho tirón. Retratar el día a día de estas familias de una manera auténtica es otro reto más que afrontar.

2839712

 

17 – ¿DONDE ESTÁ EL FOTÓGRAFO?

La idea del lifestyle actual es conseguir un look casi documental. Cuando ves imágenes con este look la sensación de autenticidad es máxima. No es algo fácil de conseguir pero hay que intentar en la medida de lo posible que en las fotos parezca que el fotógrafo estaba «escondido», como si fueran robados. Por supuesto, para realizar un shoot completo también tendremos que tener en el set imágenes de los modelos mirando a cámara y demás, pero que no falte lo anterior.

1260679

 

18 – POSTPRODUCCIÓN

Uno de los fallos que he visto en muchos nuevos fotógrafos de stock que hacen lifestyle es que invierten muchísimo tiempo en procesar y editar las fotos. Si hemos tenido cuidado a la hora del disparo y en lo comentado anteriormente de escoger un buen estilismo sin logos y una buena localización sin problemas de copyright, no deberíamos invertir más de 5 minutos por foto. Busca un revelado y un color bonito, un contraste adecuado, retoca algún desperfecto de la piel ¡y listo! Hay ocasiones donde no hay más remedio que invertir algo más de tiempo para hacer otros retoques un poco más delicados como blanqueamiento de dientes, licuado de cuerpos… pero aún así invertir más de 10 minutos por foto a la larga no te saldrá rentable. Si usas filtros y presets tipo VSCO, Tribe Archipelago o similar intenta buscar uno de ellos en el que consigas que los colores y tonos sean naturales. Evita aquellos filtros que tintan demasiado las fotos y que les hacen perder autenticidad. Por supuesto, no olvides eliminar la capa de ruido/grano que algunos de estos presets añaden y no abusar de los viñeteados.

1450457

 

19 – KEYWORDING

Como bien sabemos, un buen trabajo de keywording puede hacer que una sesión venda más o menos. La pereza que da esta labor a veces nos hace realizarla de manera rápida y poco cuidadosa. Aunque es un tema para elaborar un post por separado, como resumen podemos decir que en las palabras clave deben aparecer el «qué ó quién», el «dónde», el «cuando», la «acción» que se está desarrollando en la imagen así como palabras «concepto» más abstractas de lo que nos sugiere la foto. Este último punto es crucial para generar keywords que nos diferencia de imágenes similares y nos permitan acercarnos a mercados distintos.

Espero que todas estas ideas os hayan ayudado para futuras sesiones lifestyle y no dudéis es aportar cualquier sugerencia en los comentarios 😉

Related Images:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.