El vídeo es cada vez un recurso más utilizado y el futuro del stock está enfocándose en ello. Si nunca has hecho vídeo pero te estás planteando iniciar en este mundo, aquí te cuento, acompañado de una serie de tutoriales, toda la teoría que necesitas saber para hacer vídeos profesionales y ganar dinero con ellos.

1. CÓMO EXPONER:

1.1 FRAME RATE

El vídeo es una sucesión rápida de muchas fotografías, así que el primer paso es saber hacer fotografías con tu cámara en modo manual, en estos vídeos te explico cómo. Pero exactamente, ¿cuánto movimiento tiene un vídeo? Eso viene definido por el Frame Rate, o los fotogramas por segundo (fps). Pero primero debemos entender que hay dos tipos de velocidades: La de grabación y la de reproducción.

Tradicionalmente, la película de cine se exponía a 24fps, y en los cines se reproducía también a 24fps. Por lo tanto, al ser la velocidad de grabación y de reproducción iguales, el vídeo se verá a tiempo real. Si quisiéramos lograr un efecto de cámara lenta, podríamos grabar a 100fps y reproducirlo a 25fps, de esta manera, el vídeo se vería a cámara lenta, exactamente a un cuarto de la velocidad real (100/25=4).

Es importante saber que, aunque la velocidad de grabación puede variar en función de la cámara y los efectos que queramos conseguir, la velocidad de reproducción suele seguir unos estándares:

CINE: 24fps
PAL: 25fps, utilizado en la televisión Europea.
NTSC: 30fps, utilizado en América y Japón.

Por lo general, a la hora de configurar nuestra cámara, nos dejará elegir entre modo PAL o NTSC, de esa manera los frame rates de grabación serán proporcionales a la velocidad de reproducción. Si por ejemplo seleccionas PAL, probablemente tu cámara te deje grabar a 25, 50, 100…fps. Mientras que si seleccionas NTSC, serán 30, 60, 120…

Ten en cuenta de que aunque grabes a mil fotogramas por segundo, lo habitual es en el programa de edición exportarlo a una de esas velocidades estándar, las agencias de stock y los canales de distribución suelen admitir vídeos a 24, 25 o 30fps de velocidad de reproducción.

En resumen, si quieres conseguir vídeos a cámara lenta, cuanto más fotogramas por segundo grabes, mayor será el efecto.

1.2 OBTURACIÓN

En la fotografía tenemos Diafragma, Obturación e ISO. En vídeo los conceptos son los mismos, pero no tenemos la misma libertad para jugar con ellos. Dependemos del frame-rate para elegir nuestra velocidad de obturación, ¿por qué?

Los obturadores de las cámaras de cine obturaban al doble del frame rate, a 1/48s porque grababan a 24fps. Es decir, cada una de las 24 fotografías que hay en un segundo de reproducción, había sido tomada a 1/48 de segundo. Eso genera una fluidez en la reproducción a la que nuestros ojos se han acostumbrado a ver, y por lo general se sigue esta regla a la hora de exponer.

Por lo tanto, si grabas a…

… 25fps, obturas a 1/50s

… 30fps, obturas a 1/60s

… 200fps, obturas a 1/400s

¿Es esta regla obligatoria de utilizar? No. Puedes utilizar obturaciones más altas o más bajas, para conseguir efectos diferentes. Si utilizas una velocidad de obturación más alta, por ejemplo de 1/1000 a 24fps, las imágenes y movimientos se verán extremadamente nítidos y el efecto será muy “digital”, el movimiento puede parecer falso. Si haces lo contrario, digamos 1/4s a 24fps, dará la sensación de stop motion y habrá desenfoque en los movimientos, sensación de borrosidad. Puedes utilizar estas técnicas para efectos creativos, pero si quieres conseguir vídeos con sensación de realismo, mejor obtura al doble del frame rate.

Pero entonces, ¿sólo puedo controlar la exposición con el diafragma y la ISO? Sí, por eso en vídeo es muy común utilizar filtros de densidad neutra. Si por ejemplo estamos en un ambiente con mucha luz y queremos utilizar un diafragma muy abierto, podremos usar un filtro ND  para exponer a nuestro gusto.

1.3 ENTRELAZADO Y PROGRESIVO

Probablemente cuando configures tu cámara para grabar, verás que al lado de los fotogramas por segundo te aparecerá una “i” que representa el entrelazado, o una “p” de progresivo.

Por la compresión de la emisión en TV desde los años 50, el formato entrelazado divide cada fotograma en dos campos, con líneas de píxeles pares o impares, y se reproduce alternando entre ellos, por lo que cada fotograma tiene vacía una serie de líneas de píxeles. De esta manera los archivos pesan menos para la emisión, pero se pierde fluidez y nitidez.

Sin meterme en mucho follón te diré que a día de hoy domina la grabación progresiva en que cada fotograma tiene todos los píxeles. Así que a no ser que te exijan o quieras conseguir algo de efecto televisivo, te diré que utilices la opción “p”.

1.4 MODOS AUTOMÁTICOS

Evita los modos automáticos como la exposición o el balance de blancos. En un vídeo la luz puede cambiar, los colores también, y si la cámara lo ajusta de manera automática, se verá en el resultado final el efecto forzado de la máquina. En fotografía pueden resultar útiles, pero olvídalos en vídeo.

La exposición en vídeo debe ser muy precisa ya que no tenemos tanta flexibilidad para editar luz y color como en una fotografía RAW, así que debemos cuidar mucho la exposición en la toma antes de grabar, o tendremos problemas con los archivos. Algo que nos puede ayudar a obtener imágenes más flexibles, son los perfiles de color.

1.5 PERFILES DE COLOR
Igual que en fotografía podemos utilizar los modos “retrato”, “paisaje”… en vídeo se utilizan los perfiles de imagen para buscar una imagen con el mayor rango dinámico posible, es decir, cuanto menos contraste tenga la imagen al grabar, más opciones tendremos luego a la hora de edición para recuperar luces.

Si tu cámara tiene un perfil “neutro”, utiliza ese, y si te deja modificarlo, te recomiendo que lo hagas para reducir el contraste y la nitidez. De esta manera los vídeos se verán más realistas y tendrás más opciones en la post-producción.

Las cámaras más avanzadas permiten grabar en modos logarítmicos, que aumentan mucho el rango dinámico y son un alivio para la corrección y etalonaje de color. En Sony por ejemplo tenemos los modos S-log, en Canon los C-log, etc. Si tu cámara no tiene un perfil logarítmico pero te permite instalar nuevos perfiles de color personalizados, te recomiendo que descargues y utilices el Cinestyle creado por Technicolor.

Si vas a grabar un vídeo que necesitas rápido y sin edición, puedes utilizar perfiles normales, pero para conseguir vídeos más profesionales, busca siempre grabar con el mayor rango dinámico posible.

kike1


2. CALIDAD DE VÍDEO

La calidad final de un vídeo, técnicamente hablando, viene definida por tres parámetros:

2.1 FORMATOS

Los formatos de vídeo definen el nivel de compresión que se utilizará. Cuanta menos compresión, mayor calidad tendrá el vídeo, y también pesará más el archivo. Hay que diferenciar entre:

Formato contenedor: Será la extensión del archivo, al igual que en fotografía tenemos JPEG, en vídeo podemos encontrar MOV / MP4 / AVI …Viene dada por la cámara y a la hora de exportar podemos convertir de un formato a otro, en función de dónde se vaya a reproducir. El formato MOV es de Apple, y es uno de los más utilizados a la hora de editar.

Codecs: Los codificadores definen la manera en la que se comprimirá y descomprimirá la imagen. Por ejemplo tenemos h264, que sería el equivalente a un JPEG, y tenemos formatos con menos compresión como el PRORES. Generalmente en vídeo profesional nos moveremos con estos dos códecs.

2.2 RESOLUCIÓN

Es la cantidad total de píxeles que tiene una imagen, y se mide en número de píxeles de ancho x número de píxeles de alto.

Por lo general, se resume con la cantidad de píxeles de alto, por ejemplo, el estándar FULL HD también se llama “1080p”, pues tiene 1920×1080 píxeles. 

kike2

2.3 BITRATE

Este es el tercer concepto que se suele olvidar, y es la cantidad de información que se transmite por segundo. Se mide en kbps o mbps. A mayor bitrate, mejor calidad, y también mayor peso de los archivos.

A la hora de elegir una cámara, debemos fijarnos no sólo en la cantidad de fps y resolución a la que graba, sino si también lo hace a un alto bitrate. Podemos grabar a 8K, pero si tenemos poca información, la calidad será peor que si grabamos en HD con muchos mbps de información.

Así que en resumen, si queremos conseguir imágenes de alta calidad, buscaremos utilizar formatos sin mucha compresión, a una resolución grande y con un alto bitrate.

 

3. EL MOVIMIENTO EN VÍDEO

Sujetar la cámara con nuestras manos puede generar temblores y efectos no deseados, así que en vídeo suelen utilizarse herramientas de estabilización. En función del movimiento que quieras conseguir, puedes utilizar:

Trípodes: Para planos fijos en los que no quieras mover la cámara, o si tienes un trípode con diferentes ejes, para realizar panorámicas.

Monopies: Más cómodo y portátil que un trípode, tenemos los monopies para realizar movimientos suaves o tomas fijas. Ideal para cuando tenemos que cambiar rápido de planos. Si tienen una buena rótula, como este de Manfrotto, mejor.

Gimbal: Para llevar la cámara en mano y conseguir movimientos estabilizados, ideal para hacer movimientos de cámara, seguimientos, y vídeos muy dinámicos. Echa un vistazo a Crane V2

Steadycam: Con un uso muy similar a los gymbal de mano, tenemos steadycams baratas, hasta tremendos artefactos profesionales, que incluso en cine hay personas que se dedican sólo a ser “steadycams” y manejar estos aparatos que consiguen una estabilización perfecta.

Dolly y travelling: Normalmente son plataformas con vías o ruedas, que nos permiten realizar movimientos de travelling y panorámicas. Te recomiendo uno de estos, que puedes poner en trípodes o en el suelo, y al que puedes añadir una cabeza de trípode para dar movimiento extra.

Grúas y cabezas calientes: Sistemas utilizados en cine y televisión para mover en movimientos ascendentes o descendentes, o en varios ejes en caso de las cabezas calientes. Aquí tienes una grúa asequible que puedes colocar en un trípode.

Ahora un consejo, piensa en qué vas a grabar, y si necesita movimiento o no. En ocasiones podemos buscar generar dinamismo, ansiedad, adrenalina… y utilizar movimientos de cámara puede ayudar. En casos de buscar calma, tranquilidad, o de que ya haya mucho movimiento dentro de plano, los planos fijos sin movimiento son lo más útil.

4. TRUCOS PARA GRABAR

Ahora que ya conoces lo básico de la técnica de vídeo, voy a darte unos consejos para que tus vídeos luzcan más profesionales.

4.1 ENFOQUE

Por lo general se utiliza el enfoque manual. Aunque algunas cámaras tienen autofoco continuo y opciones de seguimiento de enfoque en vídeo que pueden resultar interesantes, el auto foco suele generar problemas como temblores o sonido de enfoque, que es mejor evitar.

Podemos utilizar monitores para enfocar, utilizar la lupa / zoom de nuestra cámara para ajustar el foco antes de grabar. También algunas cámaras tienen “peaking” que nos muestra en color las zonas que están enfocadas.

Para llevar tu enfoque manual al siguiente nivel, te recomiendo que utilices un anillo de enfoque o un follow focus, para realizar movimientos de enfoque.

4.2 SONIDO

Si sólo produces para stock, no te preocupes, los vídeos los piden sin sonido. Pero si quieres hacer vídeos para montar, películas, cortometrajes, y conseguir buena calidad… El sonido es fundamental.

Olvídate de utilizar el micrófono de la cámara, pues la calidad no suele ser buena. Quédate con el concepto de que el micrófono tiene que estar cerca de la fuente de sonido, por muy buen micrófono que tengas, si vas a hablar a 6 metros de él, la calidad no será la misma. Hay micrófonos que pueden ponerse en la zapata de la cámara, como este clásico RODE, o puedes utilizar micrófonos de corbata para entrevistas, en Amazon puedes encontrarlos muy baratos.

Otra manera de conseguir sonidos de calidad, es grabarlos con grabadoras de sonido externas como ésta, y o bien conectarla a la cámara para obtener sonido directo, o sincronizar el audio en post-producción.

4.3 COLAS Y RECURSOS

Cuando grabes una secuencia, intenta grabar antes unos segundos de que empiece y finaliza el vídeo unos segundos después de que termine la acción. Esto es lo llamado “Colas”, y son muy útiles en la edición para poder realizar transiciones, y para asegurarnos de que no nos perdemos ningún punto de la acción.

A la hora de grabar, otra cosa que nos ayudará a generar contenido interesante son los recursos. Si por ejemplo estás grabando una escena de una mujer cocinando, puede ser interesante no sólo grabar el plano general, sino detalles de la comida, de su cara, de las herramientas de trabajo… de esta manera tendrás una selección mayor de planos, y si vas a montar el vídeo te quedará mucho más completo.

4.4 ILUMINACIÓN

Prácticamente, el 80% del éxito de tu vídeo estará en la iluminación. De la cantidad de luz que tengas depende la calidad (a menor ISO, menor ruido), pero también la manera de iluminar hará tu vídeo un punto diferenciador.

Estudia la luz de las películas y anuncios, ¿cómo han iluminado? ¿De dónde viene la luz? ¿Cuántos fuentes  de iluminación hay? ¿Es luz directa o rebotada? ¿Luz suave o dura?

De la luz podría hablar durante días, pues creo que es la base fundamental de un buen fotógrafo / filmmaker, pero eso nos daría para otro artículo. Mientras tanto, te recomiendo estos paneles LED que te ayudarán a solucionar muchas escenas y tienen un precio muy asequible

5. VIDEO DE STOCK

Ahora que ya sabes manejar tu cámara y grabar vídeos cómo un auténtico profesional, envíalos a agencias de stock para poder sacar beneficio de ellos. Para ello, hay varias cosas a tener en cuenta:

  • Los vídeos de stock no llevan sonido, recuerda quitarlo a la hora de exportar, o directamente grabar sin sonido.
  • No deben subirse montajes, sino clips sueltos. Dependiendo de la agencia, normalmente deben durar entre 5 y 30 segundos.
  • Corta los vídeos, no mandes el clip directo de cámara. Envía el momento de la acción, evitando movimientos indeseados, o acciones vacías.
  • Para manejar todos los clips y exportarlos todos a la vez, o trabajar en lote, te recomiendo el programa gratuito Da Vinci Resolve. Con él podrás cortar los clips, trabajar el color, y exportarlos todos a la vez.
  • No te pases con la edición de color. Piensa que los vídeos están dirigidos a un cliente que tiene que montar el vídeo junto con otros clips, así que dejarlo neutro le ayudará a ello. Pero tampoco los dejes sin retocar, piensa que tienen que entrarle por los ojos a la hora comprarlo.
  • Cuida la exposición mucho, probablemente no te acepten clips sobrexpuestos o subexpuestos, las agencias revisan que no se clípen los blancos o los negros, así que antes de enviar, revisa el histograma en la edición.
  • Antes de enviar los vídeos, revisa en qué códecs y formatos te pide tu agencia que envíes los vídeos. Por ejemplo, Stocksy permite que envíes los archivos brutos en logarítmico o RAW aparte de los archivos corregidos.
  • Por lo general, cuanta más resolución puedas crear, mejor, puesto que son los vídeos que más caros se venden. Si tu cámara graba a 4K, aprovéchalo. En muchos casos las cámaras no graban 4K a cámara lenta, así que de vez en cuando conviene grabar planos en full HD a cámara lenta, que suelen resultar muy llamativos.
  • Piensa de manera comercial a la hora de producir sesiones, e imagina cada clip en un anuncio en la TV. Siempre que ruedes piensa, ¿quién podría comprar estos clips y para qué?

6. CÁMARAS RECOMENDADAS

Si queréis producir stock os recomiendo cámaras de 4K, que graben en logarítmico, cámara lenta y a un bitrate interesante. Por eso, os traigo esta selección de cámaras  mirrorless de uso profesional y presupuesto medio.

Sony 6500: De formato APS-C y también una buena máquina de fotografía, la 6500 graba hasta 120fps en 1080p, y 30fps en 4K. Ofrece el logarítmico S-log2 y S-log3 , y es la más barata de mis recomendaciones, pero no por ello peor, pues nivel calidad – precio es fabulosa. Si quieres una cámara para fotografía + vídeo, ésta es sin duda tu opción.

Panasonic GH5: Similar a la 6500, pero ésta puede grabar 4K a 60fps, lo cual es una gran ventaja al poder hacer algo de slow motion en 4K, además tiene salida de auriculares, cosa que su rival no. En su contra, también es más cara y tiene otras desventajas como que es más pesada, el sensor es más pequeño , tiene menos puntos de enfoque y aguanta sensibilidades ISO más bajas que la 6500. 

Sony a7S II: Destaca por su bajo ruido a altas sensibilidades. Hay vídeos grabados con esta cámara, iluminados sólo con la luz de la luna. Así que si harás cosas con poca luz, ésta es tu cámara. Tan sólo tiene 12mp así que está más pensada para hacer vídeo que fotografía, y de presupuesto duplica a las anteriores.

Si tienes un presupuesto ilimitado y quieres llevar el vídeo a nivel cinematográfico, o quieres alquilar para una producción específica, quizás te interese mirar las cámaras RED, Arri Alexa, Sony Venice… o las Phantom Flex para slow motion a gran resolución.

Para terminar, os dejo este vídeo que monté en una producción realizada para stock. Como podéis ver, si grabáis planos con recursos y desde diferentes ángulos, además de tener más material para poner a la venta, podéis crear una historia, intentando siempre buscar que cada plano contenga un “concepto” para ser comercial. Para esta grabación utilicé la Sony 6500 con un Sony 28mm f2 , y el material está grabado en 1080p a 100fps.

Related Images:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.