Este aspecto es quizá lo que mayor frustración produce en la mayoría de fotógrafos. El saber que estás vendiendo tus imágenes y no saber donde van a parar no es del gusto de nadie. El uso normal de las fotografías de microstock es meramente publicitario, comercial o editorial (revistas, catálogos, carteles, periódicos, webs, objetos promocionales…)

Sólo hay unas pocas opciones para saber el paradero de nuestras imágenes.

  1. Una opción muy interesante es TinEye, aunque sólo nos vale para saber el uso de nuestras imágenes en websites, no en folletos impresos, TV, etc. TinEye es un motor de búsqueda donde introduciendo la URL de la imagen que queremos rastrear o directamente subiendola a su sistema, te encuentra las páginas web donde está usada, incluso si la imagen está recortada.
  2. En Issuu.com buscando por tu nombre o por el nick que tengas en tus perfiles de las agencias, puedes encontrar tus imágenes en uso en revistas impresas.
  3. Por último, no podría faltar Google. En Google Images podemos arrastrar a la barra del buscador una imagen que tengamos publicada en cualquier banco de imagen y nos encontrará páginas webs donde está usada.
  4. La opción de las Google Alerts tenemos que tenerla en cuenta también. Realmente no busca imágenes, busca textos, en este caso nuestro nombre o nickname que usemos en los bancos de imagen. Podemos configurar esas alertas para que nos lleguen con la frecuencia que queramos.