imageimage

Eduard Bonnin

Eduard Bonnin, un catalán afincado en Barcelona, empezó su carrera microstocker hace bien poco bajo el pseudónimo de “Bonninturina”.

A pesar de su juventud, Eduard ya tiene sobre sus espaldas una grandísima experiencia en el mundo de la moda y de la publicidad. Ha trabajado como asistente de renombrados fotógrafos nacionales e internacionales, para marcas de gran consumo, fotografiando a celebridades como Ferran Adrià sesiones que le han aportado unos excelentes conocimientos para lanzar su carrera en solitario y buscar nuevas metas.

Pero un buen día Eduard se topó con el microstock… y su historia empezó a cambiar.

“Al ser fotógrafo freelance, busqué alguna fórmula para aprovechar el tiempo libre y el material del que disponía… y di con el microstock”

MM: ¿Cómo fueron tus principios en el mundo de la fotografía? ¿Qué estudios tienes al respecto?
No se exactamente a qué edad empecé a interesarme, pero creo que desde el principio tuve claro que quería dedicarme a la fotografía. Empecé con un Yashica que me prestó mi tío, y pronto me regalaron nuna Canon. Empecé a estudiar sobre los 17 años en el Institut d’Estudis Fotogràfics de Catalunya, el curso general, que duraba 3 años. Recuerdo que al finalizar me creía un experto, y justo después, y al empezar como asistente de varios fotógrafos, me di cuenta del largo camino que aún me quedaba. Aún ahora considero que estoy estudiando cada día, aprendiendo cosas nuevas, es lo bonito de este mundo, nunca dejas de sorprenderte y aprender.

MM: En microstock trabajas bajo el pseudónimo de “bonninturina” ¿qué
significa este nick?

Es sólo una combinación de mis dos apellidos. También estoy presente como bonninstudio. Utilizo estos dos nicks.

MM: En qué momento descubriste el microstock y qué te llamó la atención para decidir a probar?
La verdad es que fue un poco de rebote. Ahora mismo como fotógrafo freelance es difícil tener trabajo a diario, por lo tanto tenía mucho tiempo libre. Busqué alguna fórmula para aprovechar ese tiempo y el material del que dispongo, y di con el microstock. Desde el principio me pareció que era una buena opción el poder pensar, producir y realizar las sesiones yo mismo. De todo esto solo hace unos meses, y es justo ahora cuando estoy viendo los resultados y las posibilidades reales.

Eduard Bonnin

© Eduard Bonnin – Stocksy.com 

“Hoy por hoy, en Shutterstock y en Fotolia, es donde más licencias estoy vendiendo y donde me siento más cómodo con el sistema de carga”

MM: ¿Qué otros trabajos fotográficos realizas a parte de microstock?
Me desenvuelvo sobre todo en publicidad, desde pequeños bodegones de producto o alimentación hasta catálogos de muebles o editoriales de moda.

eduard-bonnin-fotolia-com (1)

©Eduard Bonnin – Fotolia.com

MM: Crees que en algún momento podrías vivir de tus royalties generados en microstock?
La verdad es que al principio, imagino que como todo, lo veía muy complicado, pero poco a poco y trabajando duro empiezo a ver que podría ser posible, eso sí, con mucha, mucha dedicación.

MM: Hemos visto en tu web que haces retrato, moda, producto… pero ¿qué es realmente lo que más te gusta fotografiar?
Me apasiona la fotografía de alimentación. Me gusta mucho el bodegón, trabajar mucho la luz, el encuadre, la composición, la textura… trabajar con comida es muy agradecido a nivel fotográfico.

MM: A pesar de que llevas poco tiempo en el sector vemos que tu portfolio crece a buen ritmo y ya estás presente en muchas agencias. ¿Cuál de ellas te parece más interesante?
Ahora mismo estoy colaborando con varias agencias, y hoy por hoy Shutterstock es con la que estoy vendiendo más licencias y me siento mas cómodo con su sistema de carga. Junto con Fotolia, creo que son las dos agencias que mejor me funcionan. He leído maravillas de iStock y la he probado, pero su sistema de carga de imágenes y de categorías no me convence, es muy lento.

MM: Entendemos que ya estás dentro de las “Big Four” (Shutterstock, Fotolia, iStock y Dreamstime). ¿Tuviste problemas para pasar las pruebas de acceso? ¿Cómo fue ese primer contacto con nuestros “queridos” revisores? :)
En Fotolia entré sin muchos problemas, igual que en Dreamstime e iStock. Donde me costó mucho más entrar fue en Shutterstock, creo que mandé las imágenes unas 3 veces. Aunque valió la pena porque ahora es la agencia más rentable para mí.

Sobre los revisores hay que tener mucha paciencia. jejeje. Son muy estrictos. Entiendo que debe ser así debido al enorme número de imágenes que ya hay… al principio perdí bastante tiempo en el proceso de subida, me rechazaron muchas imágenes. En ese instante me desanimé bastante. Fue cuando entendí lo profesionalizado que está el sector, ¡la verdad es que el nivel es altísimo! Pero poco a poco, con constancia y dedicación voy entendiendo que es lo que no está aceptado y lo que sí, y el proceso se hace mucho más ágil. Aunque la verdad es que varía bastante entre las diferentes agencias.

MM: Cuéntanos algo de tu espacio de trabajo ¿Dispones de estudio propio y de asistentes o trabajas solo?
Desde hace aproximadamente un año y medio tengo mi propio estudio. Es un plató con ciclorama de unos 5 metros. Estoy muy contento con él. Siempre intento hacer un pequeño equipo de trabajo. Normalmente si es una sesión con modelos siempre trabajo mínimo con una maquilladora-peluquera, una estilista y dependiendo de la sesión trabajo con asistente. Creo que tener gente buena a tu alrededor y crear un buen ambiente de trabajo es básico para realizar un shooting con éxito asegurado.

MM: ¿Qué equipo fotográfico y de iluminación usas en tus sesiones?¿Y respecto al software y hardware?
Trabajo con una Canon 5D Mark II, con varias ópticas. Para la iluminación dispongo de un equipo de 6 cabezas Elinchrome, con ventanas, paraguas, reflectores… y por supuesto unas buenas planchas de porex… al final los accesorios que más utilizo son todos creados a modo de bricolaje (trucos de los muchos años que he trabajado de asistente). Para la postprodución utilizo Mac y sobre todo Photoshop.

Eduard Bonnin

© Eduard Bonnin – Stocksy.com

“Al principio no entendía muy bien el concepto “microstock” es difícil entender que vas a hacer una foto para venderla por un dólar o incluso menos. Hay que adentrarse un poco en este negocio para enteder bien este concepto”

MM: ¿Cómo gestionas el trato con los modelos? ¿haces colaboraciones o cuentas con los servicios de alguna agencia?
Normalmente hago colaboraciones. Gente que necesita fotos para su book, amigos, familia…

MM: Tú has trabajado como asistente de grandes fotógrafos nacionales e internacionales, imaginamos que en grandes producciones donde los costes son elevadísimos. ¿Qué opinas del concepto de los micropagos en microstock en comparación con esas millonarias sesiones fotográficas?
Al principio no entendía muy bien el concepto microstock, es difícil entender que vas a hacer una foto para venderla por un dólar o incluso menos si es por suscripción. Hay que adentrarse un poco en el mundo microstock para entender este concepto. En mi caso vengo de hacer fotos por encargo, fotos destinadas a un sólo uso, como mucho tres, pero siempre de un mismo cliente. En microstock hay que entender y realizar imágenes globales, que puedan ser usadas por distintos clientes y en multitud de situaciones. Es entonces donde el microstock tiene mucho sentido y las buenas imágenes se venden a diario. Es una fórmula nada despreciable y tiene sus particularidades. Ahora mismo con el microstock mis imágenes se venden en Estados Unidos, China, Australia, Brasil… ¡hace unos meses eso era impensable!

MM: Todo artista recibe su inspiración de algún sitio, de algún otro artista ¿de dónde viene la tuya?
Mi principal inspiración está en el día a día. Me fijo mucho en todo lo que me rodea, desde una escena cotidiana, hasta una publicidad en la fachada de un edificio, una exposición, un grafitti, un libro, una película…

eduard-bonin-fotolia-com

©Eduard Bonnin – Fotolia.com

MM: ¿Has tenido tiempo de estudiar a algún profesional de renombre
dentro de la industria microstock? ¿cuáles de ellos te gustan más?
¡Muchísimos! los conceptos y el método de Yuri Arcus, la calidad técnica de Looby, la frescura de Monkey Business, la creatividad Olly… hay tanta calidad y tan buenos fotógrafos… ¡que no sabría ni por donde empezar!

MM: Te queda mucho camino por delante dentro de este sector ¿qué planes tienes para 2012?
De momento no tengo ninguna meta concreta, me gustaría seguir disfrutando de la libertad que me da el microstock, seguir trabajando duro y ampliar mi portafolio de imágenes de calidad. He aprendido muchas cosas en estos pocos meses, sólo espero seguir aprendiendo y mejorando cada día.

MM: ¿Qué consejos le darías a profesionales como tú que trabajanen varios campos de la fotografía? ¿les aconsejarías probar con elmicrostock?
Sobre todo que entiendan el concepto microstock, y que se paseen unas horas por algunos de los porfolios de agencias como Fotolia o iStockphoto para ver la enorme calidad de fotógrafos que hay. Aunque parezca que el sector puede estar ya saturado, creo que aún hay mucho margen para fotógrafos de nivel contrastado. ¡Así que animo a todos a probarlo!

MM: ¿Qué opinas del proyecto de MyMicrostock?
Me parece de muchísima utilidad. Fue de los primeros sitios que consulté al adentrarme en el sector y me ayudó muchísimo. Los contenidos son fantásticos y las entrevistas ayudan mucho a conocer las experiencias de diferentes fotógrafos, todos con su punto de vista sobre el microstock, para tener una idea general de este fantástico mundo. Os felicito por el enorme trabajo que estáis realizando y por haberme brindado la posibilidad de colaborar con el proyecto.

MM: Eduard, muchas gracias por compartir con nosotros tu experiencia. Esperamos seguir disfrutando de tu trabajo de aquí en adelante. Te seguiremos de cerca 😉
Muchísimas gracias a vosotros por contar conmigo. Ha sido un verdadero placer.

Eduard Bonnin

© Eduard Bonnin – Stocksy.com

Eduard Bonnin

© Eduard Bonnin – Stocksy.com


Podéis ver más imágenes de Eduard Bonnin en su portfolio de Fotolia o en su página web.


image

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.