serban-enache-ceo-de-dreamstime

Serban Enache, CEO de Dreamstime

Recientemente Serban Enache publicó en los foros de Dreamstime un interesante artículo acerca de los cambios que Google Images ha implementado y como repercuten en la piratería. Hemos creído muy oportuno trasladar esta info a MyMicrostock para que la comunidad hispana esté al tanto de este tema.

Por Serban Enache
Dejadme que empiece este artículo diciendo que Google ha jugado un papel muy importante en Internet, y que Internet no hubiera sido lo mismo sin sus esfuerzos e innovaciones. Dicho esto, me gustaría compartir cierta información acerca de una polémica actualización del buscador de imágenes de Google, que modifica sustancialmente la forma en la que los motores de búsqueda de Google trabajan con las imágenes que localizan.
Hasta hace unos días, un usuario de Google Images podía ver la miniatura de una imagen entre los resultados de las búsquedas realizadas, perteneciente a un sitio web cualquiera; una agencia vendedora de imágenes fotográficas, una página personal o un negocio que visulizase imágenes y pagase una cuota por ellas. El antiguo método de presentar las imágenes, invitaba a los navegantes en cierto modo, a visitar la página en la que se había localizado la imagen, ya que la página aparecía parcialmente visible detrás de la imagen encontrada. Los críticos pueden decir que el antiguo método de presentar las imágenes no protegía demasiado los derechos del propietario de la imagen, ya que la imagen siempre estaba disponible para descargarla (incluso con un enlace a la imagen en su tamaño original). Esta crítica parece cuanto menos, parcialmente acertada teniendo en cuenta que los últimos hallazgos demuestran que solamente el 25% de los buscadores de imágenes a través de Google, accedían finalmente al sitio web relativo a la imagen (esto no quiere decir que el 75% restante descargasen la imagen, aunque probablemente muchos sí lo hacían).

Por supuesto, sería preferible un enlace directo desde la miniatura en los resultados de búsqueda al sitio web que contiene la imagen original encontrada por el motor de búsqueda, que permitir que la gente pueda descargar la imagen directamente desde Google. Sin embargo, los últimos cambios de Google a su motor de búsqueda de imágenes ha hecho que la situación sea mucho peor que con el método anteriormente descrito desde el punto de vista de la protección de la propiedad intelectual.


 

yuri-arcurs

© Yuri Arcurs


 

El anuncio completo de la nueva funcionalidad está disponible en este artículo: Faster Image Search. Como puede comprobarse, con el nuevo formato de búsqueda Google permite ahora al usuario una presentación preliminar de cualquier imagen de la página de resultados de búsqueda, mostrando solamente una caja gris detrás de la imagen seleccionada, en lugar de la vista parcial de la página web en la que se encuentra la imagen original. Se puede obtener una presentación de la imagen a gran tamaño con una mejora de calidad considerable respecto de las antiguas imágenes previas de baja resolución, haciendo clic sobre las miniaturas.

La actualización de esta funcionalidad elimina por completo la referencia al sitio web fuente de la imagen original, invitando a los usuarios a descargar la imagen directamente desde la página de resultados de búsqueda de Google. Para añadir más leña al fuego, junto a la presentación preliminar de la imagen mejorada, existe un botón destacado con el texto ?Ver imagen original? (o lo que es lo mismo “Descargar ahora”). El porcentaje de visitas a las páginas web que poseen los derechos de las imágenes mostradas en la página de resultados de búsqueda, están cayendo a un ritmo desenfrenado dado que a los usuarios se les invita a descargar las imágenes directamente desde Google en lugar de visitar las páginas web que las contienen.

¿Cuáles son las consecuencias?

Desde luego, los fotógrafos no obtendrán sus royalties por el uso de sus imágenes protegidas. Esas imágenes son ahora más propensas a ser utilizadas fuera de contexto (podrían estar en una página web que vendiera mobiliario, por ejemplo, o podrían ser imágenes registradas o fotografías tomadas por el propietario de la página web).

Que Google haya encontrado y re-publicado una imagen no significa que ésta pueda ser utilizada por cualquiera y con cualquier propósito. La etiqueta que pone Google que dice “Esta imagen puede estar sujeta a copyright” no es suficiente. Google no debería poder ofrecer a sus usuarios la oportunidad de tomar contenidos gratis hasta este punto, y luego justificar sus acciones, lavándose las manos mediante la letra pequeña de un aviso legal.

Este nuevo formato de presentación de resultados de búsqueda no solo afecta a los fotógrafos y agencias de stock, sino también a las páginas web y los administradores de sitios web (licenciatarios y/o SEO). Este nuevo formato de presentación de resultados de búsqueda ha disminuido drásticamente el tráfico a las páginas web que publican las imágenes, y seguirá decreciendo.

Por ejemplo, digamos que yo uso la foto de unas apetecibles frutas jugosas en una entrada de mi blog porque así podría captar a usuarios que vieran esa imagen al buscar ?dieta sana? en Google. Esto es lo que se espera de un motor visual de búsqueda. Con la nueva funcionalidad de búsqueda de imágenes en Google, encontrar mi imagen de las frutas jugosas como respuesta a una búsqueda en Google no garantiza que el usuario visite la entrada de mi blog. Los sitios web son aún más penalizados porque, dado que la imagen está enlazada desde el sitio web original, se está utilizando parte de su ancho de banda cuando Google muestra la imagen sin mostrar el origen de la misma al usuario que está realizando la búsqueda.


 

ejemplo-de-pantalla-de-presentación-de-google-images

Ejemplo de pantalla de presentación de Google Images


 

La frase “Google Images te permite encontrar imágenes publicadas en Internet” no dice toda la verdad. Antes de este cambio en Google, esta frase podría haber sido algo así como “Google Images te permite encontrar imágenes publicadas en Internet para que puedas visitar la página web donde se encuentran”.
Después de esta actualización, la frase debería ser “Google Images te permite encontrar imágenes publicadas en Internet para que puedas descargarlas sin ni siquiera visitar la página web donde se encuentran”.

Ya antes de este cambio, el volumen de descargas directas desde la página de resultados de búsqueda de Google era impresionante. Muy por encima del volumen de negocio de la fotografía de stock. Las estadísticas de 2010 hablan de ¡mil millones de vistas diarias!  (Google Image Search). Hemos encontrado ejemplos de todos los tipos, desde compañías famosas a personas individuales, sobre el uso comercial de imágenes sin licencia descargadas directamente de los resultados de búsqueda de Google.

Cuando se cuestiona la posible violación de los derechos de autor, se oye demasiadas veces que la imagen se había “encontrado en Internet”. No hay ningún motivo que justifique que una imagen original esté disponible a través de éste o cualquier otro motor de búsquedas. Aparte de inducir al robo de una propiedad intelectual, es difícil imaginar para que otro propósito pueda servir esto. En muchos casos, la descarga por parte del usuario de la imagen ofrecida, no incurre en una violación maliciosa intencionada de los derechos de autor, pero dotar de este tipo de herramientas a usuarios que no saben que las imágenes así obtenidas no pueden ser usadas libremente, puede acarrear nefastas consecuencias para los propios usuarios (además del daño a los propietarios legítimos de los derechos), con independencia de sus intenciones (o las de Google).

De nuevo, Google Images debería permitir “buscar” imágenes, no “buscar y descargar” imágenes. La descarga siempre conlleva aparejado el riesgo de un uso ilegítimo, accidental en el mejor de los casos, o una violación intencionada de los derechos de autor en el peor.

¿Qué se puede hacer?

image (2)Estamos intentando resolver esta cuestión con Google y las asociaciones del sector. Mientras tanto, estas invitado a dar voz a tus opiniones, aportando tus comentarios en el blog de Google acerca de esta nueva funcionalidad (Link aquí y aquí) para que conozcan tu opinión.

Con independencia del impacto personal que esta pueda tener sobre ti, se educado y respetuoso. También puedes hablar a tus amigos y compañeros acerca de todo esto y como siempre, hacer lo mejor que puedas para concienciar a la gente de que descargar imágenes encontradas en Internet no siempre es una opción segura. Recuerda que los cambios son inevitables, y que todos queremos que puedan seguir siéndolo, siempre y cuando se hagan de una forma positiva y justa. No olvidemos lo que le ha ocurrido a la industria musical, las imprentas, y tantos otros sectores que no han aceptado los cambios con la velocidad necesaria. Internet es el lugar adecuado para la evolución, por lo que debemos dar la bienvenida a cualquier idea o sugerencia sobre como debería trabajar la nueva herramienta de búsqueda de imágenes de Google para el beneficio de todos. En lugar de pediros que rechacéis los cambios, propón que se puede hacer para mejorar la experiencia de usuario respetando los derechos de todos (fotógrafos y administradores web).

Una vez mas, este blog no pretende criticar Google sin sentido. Los esfuerzos pioneros de Google han ayudado a dar forma a la forma en que el mundo se comunica y funciona. A riesgo de parecer utópicos, podemos, y debemos, ayudar a dar forma a una red en constante evolución, pero tenemos que hacerlo con propuestas positivas y constructivas. Como suele decirse “si no somos parte de la solución, somos parte del problema”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.