entrevistas

jose-reyes-fotógrafo-microstock

Jose Reyes, fotógrafo microstock

Como ya hemos hecho en alguna otra ocasión, a parte de mostraros el trabajo de fotógrafos de renombre dentro del microstock, también nos gusta descubriros nuevos talentos que no son tan conocidos pero que ofrecen una obra destacada dentro de este sector.

Este es el caso de Jose Reyes, un autor granadino que empezó hace unos cuantos años en este negocio y que, con altibajos, supone una importante fuente de ingresos en su trabajo habitual como fotógrafo. Un buen ejemplo de profesional que nos muestra que el microstock no es sólo para gurús.


image


jose-reyes

© Jose Reyes

MM: Hola Jose, para nosotros ha sido un placer habernos topado con tu trabajo. Gracias por concedernos esta entrevista.
A vosotros por encontrarme e interesaros por lo que hago.

MM: Hemos leído en tu web que hasta el año 2007 no empezaste con esto de la fotografía ¿cómo fueron esos comienzos?

Poco prometedores, adquirí mi primera réflex simplemente porque era mejor y más grande que la bridge que tenía por aquel entonces y con la que hacía poco más que fotos de amigos y algún recuerdo. No tenía ni idea de fotografía así que no esperaba mejorar nada en especial más allá de actualizar la cámara.

Las primeras impresiones fueron un poco chof, mi nueva 400D no tenía vídeo ni tropecientos de zoom ni estabilizador incorporado ni pantalla giratoria, por no hablar de lo llamativo que me sentía con esa cámara tan inmensa (sic) en las manos. Poco a poco fui compensando esas decepciones iniciales al encontrar la mayor calidad de imagen y la posibilidad de jugar con unos valores que antes sólo eran números sin sentido en la pantalla.

MM: Y un buen día te topaste con el microstock ¿cómo lo descubriste?
Debió ser cuando me empecé a empapar sobre cámaras, objetivos y demás. Pasaba de una página a otra y de repente llegué a un lugar donde te invitaban a ganar dinero con tus fotos en lugar de guardarlas en una carpeta del disco duro. Decidirme a entrar fue una mezcla de inconsciencia, ignorancia y tener una cámara que entraba en los requisitos de las agencias. Por aquel entonces no era consciente de la diferencia que había entre mis fotos y las de un fotógrafo ya hecho y derecho, y mostraba orgulloso en los foros cosas que hoy día habría guardado en un lugar bien recóndito.

MM: Nos has comentado que cuando empezaste no había mucha información de este negocio y que no encontrabas mucha ayuda en otros profesionales de la fotografía que además renegaban de este sector. ¿Qué argumentos te decían estos fotógrafos y que hizo que, afortunadamente, no les hicieses caso?
No conocía a nadie que participara en bancos de imágenes lo que limitaba el avance porque no tenía con quién compartir opiniones. Buscaba en foros nacionales y sólo encontraba leves referencias a la fotografía de stock que siempre terminaban en alguna argumentación acalorada sobre la obscenidad de prostituir tu arte por unos centavos. Hasta cierto punto comprendía su postura pero no compartía el catastrofismo de muchos de aquellos comentarios, veía también el punto de vista de un webmanager que no tiene por qué verse obligado a contratar los servicios de un fotógrafo y un modelo para disponer de un retrato genérico, de la misma forma que una empresa no encontrará en microstock la fotografía que busca de su propio producto, para lo que necesitará de un profesional. Además me parecía genial que cualquiera pudiera intentar sacarle partido a su fotografía sin necesidad de tener un nombre o un estudio bien ubicado, y siendo yo un parado sin recursos que vivía en un pueblo de una de las provincias más pobres y alejadas del centro del país, veía el microstock como una posibilidad única.

jose-reyes (1)

© Jose Reyes

MM: ¿Cómo ves la política de precios del microstock? ¿Pensabas al principio que se podía hacer realmente dinero recibiendo comisiones de céntimos de dólar?
Como fotógrafo no puedo evitar verla algo abusiva, no por el bajo precio de las imágenes, que es la razón de ser del microstock, sino por el escaso porcentaje que se lleva el fotógrafo respecto a la agencia. Por mucho que aleguen que se encargan de la publicidad, alojamiento y distribución, o que el mercado es muy competitivo, tenemos ejemplos en otros campos como Steam o Google Play, 70% – 30% en favor de los desarrolladores, mientras que en stock suele ser al contrario.

Nunca imaginé que fuera a ganar demasiado, ni mucho menos pensé que a base de centavos podría ir actualizando mi equipo con la frecuencia que pude hacerlo. Sin duda el tener unas espectativas prácticamente nulas me ayudó a no rendirme los primeros meses en los que a cambio de cientos de horas de trabajo apenas recibí unas decenas de dólares.

MM: Hace poco que nos dijiste que estos dos últimos años has tenido un poco abandonado el microstock y apenas has subido fotos ¿a qué ha sido debido? ¿vas a retomarlo con fuerza en 2013?

Como os comenté coincidió que estaba parado cuando me interesé por el stock, lo que me dejaba mucho tiempo para invertir en el proceso de preparar fotos para las agencias. Podía permitirme varias horas al día de edición y asignación de palabras clave. A mediados de 2009 me empecé a dedicar al retrato social y poco a poco fui dedicándole menos tiempo al stock y más a mi nueva labor. Un año después apenas hacía algo de stock al mes, y veía que las nuevas aportaciones, a pesar de ser mejores técnicamente, no vendían bien mientras que el material de los dos años anteriores seguía dándome la mayoría de los beneficios, lo que también me desanimaba a continuar y me llevaba al punto en el que he pasado todo 2011 y 2012, obteniendo renta sin aportar nada nuevo al portfolio.

A día de hoy sigo obteniendo ganancias de una galería que en su mayoría considero obsoleta y con fotografías hechas por un principiante, quién me lo iba a decir a mí cuando empecé. Aun así nunca me he planteado abandonarlo completamente, el fotógrafo que soy ahora se lo debo en buena parte al stock, ya que cuando empecé no conocía a nadie interesado en la fotografía y el microstock fue a la vez profesor, porque aprendía de lo que era técnicamente aceptable, y aliciente, porque me motivaba a hacerlo mejor para la próxima vez. Al revisar mi galería cronológicamente se puede apreciar cómo mi fotografía fue creciendo, y también son visibles las diferentes etapas que pasé como fotógrafo.

Es algo así como interpretar la vida de un árbol a través de sus anillos.

Para este nuevo año me gustaría volver a contribuir con cierta regularidad, siempre como una actividad secundaria pero como un estímulo más para seguir fotografiando.

MM: ¿Con qué disciplinas fotográficas te sientes más cómodo?

El retrato principalmente, es lo que me hizo ver que la fotografía era algo más, y es donde más utilidad encuentro a lo que hago. Para mí el éxito en retrato es tan sencillo como encontrar la satisfacción de alguien con la fotografía que protagoniza. Más allá de esto, la fotografía de viaje es otra de mis pasiones, cuando estoy fuera siento un cambio radical como fotógrafo, necesito contar más que retratar, es algo que también me llena.


 

image (1)

 


MM: ¿Te planteas hacer fotos expresamente para stock o subes sencillamente las fotos que te gusta realizar?

jose-reyes (2)

© Jose Reyes

Por una parte nunca he querido dedicarme exclusivamente a stock, pero por otro lado solía pensar en ello siempre que hacía una fotografía, sobre todo en la primera época cuando era precisamente el microstock lo que más me motivaba a seguir creando y mejorando. Inconscientemente llegué a un punto medio en el que hacía la fotografía que me apetecía, pero siempre intentando que fuera válida para enviar a las agencias. Creo que ése es el motivo por el que en mi galería hay tan poco stock puro y duro. Creo que se acerca bastante a la publicidad original de las agencias, invitándote a sacarle rentabilidad a esas fotografías que hacías porque sí y que acabarían siendo archivadas. Nunca me he visto como un fotógrafo de stock hardcore, me aburriría en seguida.

MM: ¿Cuánto porcentaje de tu labor como fotógrafo le destinas al microstock aproximadamente?

Me sentiría bien si para este año que entra consigo dedicarle un 20% de mi tiempo como fotógrafo.

MM: ¿Con cuántas agencias trabajas? ¿Tuviste problemas para pasar las pruebas de ingreso?

ST, IS, 123RF, STX, DT y Alamy son las que me han acompañado desde el principio. La más dura para entrar fue Shutterstock, pasé a la tercera y eso que en 2007 no eran muy exigentes en el proceso de selección.

MM: ¿Qué agencia es más interesante para tí en concepto de beneficios?

Sin duda Shutterstock, me da más que el resto juntas. iStockphoto también da una muy buena rentabilidad por foto pero su sistema de subida es tan tedioso que acabé enviando sólo una quinta parte de las fotos que tengo en el resto de agencias.

jose-reyes (3)

© Jose Reyes


 

image (2)

 


 

jose-reyes (4)

© Jose Reyes

MM: ¿Has valorado hacerte exclusivo de alguna agencia en particular? ¿de cuál?
Nunca me pareció una buena opción, ni siquiera el modo de exclusividad por foto que ofrecen agencias como Dreamstime.

MM: ¿Crees que este sector del stock tiene futuro?

Indudablemente, aún no le he visto hacer otra cosa que no sea expandirse. Han caído algunas agencias por el camino, pero ahí están las grandes, más fuertes que nunca. Lo que más me impresiona es ver que sigo teniendo ventas a pesar de no haber aportado casi nada en varios años, y aun así alguien escoge una foto antigua mía de entre más de 20 millones. Esto funciona.

MM: Vemos en tu obra que proliferan más las imágenes en exteriores que en interiores ¿Dispones de estudio propio?

Nunca he tenido estudio, por mi forma de trabajar me sentiría muy limitado en un entorno cerrado. No tengo una imaginación muy desbordante así que siempre he necesitado del juego que me daba la luz natural y el lugar en el que estuviera fotografiando.

MM: ¿Trabajas con modelos profesionales? ¿Te has encontrado con problemas cuando a algún modelo le has comentado que las fotos serán para vender en bancos de imagen?
Hasta ahora siempre he realizado intercambios sin que una de las partes pagara por el trabajo de la otra. El modelo me ofrecía su trabajo e imagen y yo a cambio le daba unas fotografías con la mejor calidad que pudiera ofrecer en ese momento, ya que también debían cumplir los requisitos de las agencias. El modelo se llevaba tantas fotos como enviara a stock, por lo que no era extraño que acabaran con 80 ó 90 de una misma sesión. Era una valor diferencial a mi favor respecto a otros fotógrafos que ofrecían intercambios tan sólo para enriquecer sus portfolios, entregando las mejores 10 ó 15 fotografías de la sesión y olvidándose del resto.

Yo intentaba sacarles todo el jugo, lo que nos beneficiaba a ambos. Siempre informo al modelo sobre el destino de las fotos para stock y el contrato que deben firmar la primera vez que contacto con ellos, explicándoles algo sobre microstock si lo desconocían, y enseñándoles mi galería para que vieran que no había cosas raras. Gracias a esto el día de la sesión llegaban sabiendo lo que iban a hacer y firmar.


image (3)


MM: ¿Trabajas en solitario o cuentas con el apoyo de otros profesionales?

jose-reyes (5)

© Jose Reyes

En solitario, no se me daría bien dirigir un equipo, ni siquiera tener a alguien soportando un reflector. Prefiero estar solo y que las fotos vayan surgiendo por si mismas, sin presiones.

MM: ¿Qué tipo de equipo fotográfico y de iluminación utilizas?

Empecé con canon y sigo en esa marca por pura inercia. He visto de primera mano lo que una nikon puede hacer y siempre he estado tentado al cambio, pero nunca me terminaba de decidir por lo que habría acabado echando de menos de las canon. Una lástima que ambas compañías se empeñen en no sacar la cámara perfecta. Me siento más cómodo fotografiando con objetivos largos y en cuanto a iluminación artificial, nunca la he usado para stock, no se me da especialmente bien así que siempre tiro de luz natural.

MM: Y en cuanto a post-producción, ¿qué hardware y software usas habitualmente?

Al tiempo que me compré mi primera réflex apareció Lightroom, y desde entonces ha sido la base de todo mi trabajo de revelado. De hecho no instalé PS hasta medio año después, y aún hoy ocupa un lugar muy secundario en mi flujo de trabajo. Todo esto en un pc porque para mí la vida sería un poco más triste sin poder montarme mi propio ordenador nuevo cada dos años.

MM: ¿Crees que en esta industria digital es muy importante tener un alto nivel de retoque para que tus fotos vendan mejor?

Sí que creo que es importante, al fin y al cabo podemos decir que estamos hablando de fotografía publicitaria. Se busca una idealización de la imagen para que la mente no se despiste con los detalles/defectos de la realidad y se centre en el mensaje.

MM: Tú ofreces servicios fotográficos fuera del microstock. ¿Crees que es factible vivir únicamente de los royalties generados en este negocio o la competencia actual lo hace casi imposible? 

Es factible y seguro que todos conocéis más de un ejemplo de fotógrafos que han hecho carrera en microstock. De todas formas es mejor no ponerse como meta vivir de esto cuando uno se mete en este mundillo. En mi caso por ejemplo, soy consciente de que mi forma de fotografiar no me permitiría vivir tan sólo de microstock, pero sí que me da la posibilidad de recibir un complemento al mes nada despreciable.

jose-reyes (6)

© Jose Reyes


 

image (4)

 


 

jose-reyes (7)

© Jose Reyes

MM: ¿Qué fotógrafos de stock te gustan más? ¿cuáles recomendarías?

De los famosos sólo sabría citar a Yuri Arcurs, a quien no sigo pero suelo reconocer sus fotos más vendidas. Mi fotógrafa favorita es Luna Vandoorne. Sencillamente tiene el portfolio que a mí me hubiera encantado tener.

MM: La inspiración es muy importante en la labor de un fotógrafo ¿dónde la encuentras tú?

Suele ser una combinación de lo que te apetece ofrecer, lo que en ese momento se encuentra frente a tu cámara y una pizquita de suerte para que todo encaje.

MM: ¿Qué consejos le darías a un fotógrafo que quiera meterse hoy día dentro del microstock?

Lo primero de todo sería recomendarte que busques alguien experimentado que te guíe en los primeros pasos a cambio de ser su referral (considéralo tu mizuage), ya que su experiencia te evitará infinidad de horas improductivas. Yo no lo tuve y aprender a base de ensayo y error puede frustrar a cualquiera. Lo segundo es concienciarte de que no es una forma fácil de ganar dinero, es muy sencillo desanimarse y dejarlo. De las 10 personas que he metido en microstock sólo una ha mantenido la constancia y le ha sacado beneficio, los demás acabaron rindiéndose.

MM: ¿Conocías ya el proyecto de MyMicrostock antes de esta entrevista? ¿qué te parecen sus contenidos?
No lo conocía y ha sido una agradable sorpresa. Ojalá os hubiera tenido en mis comienzos. Os visitaré con frecuencia ahora que tengo pensado volver a entrar en stock.

MM: Jose, una vez más muchas gracias por atendernos. Seguiremos de cerca tu trabajo de aquí en adelante.

Gracias, a seguir así! :)

Podéis seguir y disfrutar de más fotos de Jose Reyes en su web: www.jsreyes.com

image

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.