koya79-fotolia-com

© koya79 – Fotolia.com

Partiendo de la base de que hemos conseguido pasar la prueba de acceso, existen varios procesos que hay que seguir para completar la subida de nuestras fotos a los servidores de los bancos de imagen antes de que estén disponibles para la venta.

Envío de ficheros: Para subir las imágenes a las páginas de microstock, se puede hace principalmente de dos maneras. Directamente desde los apartados “Upload” o “Submit” de cada web o mediante FTP (te recomendamos usar GO Stock por ejemplo), que es lo más recomendable ya que permite subir nuestras imágenes a todas las agencias a la vez. Cada página tiene unos procesos diferentes para subir estas imágenes, pero básicamente la manera de hacerlo es igual en todas.

iStockphoto sólo permite hacerlo desde su web y de una en una, lo cual es bastante tedioso aunque así se aseguran que los fotógrafos suban principalmente las mejores imágenes de sus portfolios. Te recomendamos usar el programa DeepMeta para agilizar la subida de fotos a iStock.

Anexo de categorías y revisión de metadatos: Una vez realizado el proceso de subida de archivos, será visible en el panel de control del usuario en la web para terminar de preparar la imagen antes de que los inspectores la revisen. Los metadatos que las imágenes incluyen son reconocidos por los motores de la web de modo que puedan ser revisados, modificados o ampliados en este segundo proceso. El sistema, automáticamente genera los diferentes tamaños de imagen que luego ofrecerán a los clientes (S, M, L, XL, XXL…) Cuanto mayor sea la imagen, más cara será para el cliente.

Envío a la cola de inspección: Verificada y lista la imagen, se envía a la cola de inspección. Ahora sólo toca rezar para que el inspector de turno tenga un buen día y no nos ponga pegas a nuestra imagen. Puede resultar a broma pero la realidad es así. A no ser que claramente la imagen sea o muy buena o muy mala (técnicamente hablando) entra en juego el criterio de cada inspector, el cual puede diferir bastante del de otro inspector.

EL VEREDICTO

Una vez que nuestra imagen está en la cola de inspección, hay que esperar unos días hasta conocer el veredicto. Este tiempo de espera depende de cada web. Hay bancos que en 2 ó 3 días responden y hay otros que necesitan hasta 2 y 3 semanas para publicar su decisión. También depende de la época del año, ya que después de verano, festividades, etc, los bancos de imagen reciben más imágenes para valorar.

El veredicto es siempre recibido por email a la cuenta de correo que hayamos incluido en el momento del registro en la web. En ese email nos dicen si esa imagen es válida para la venta o no. Si la respuesta es afirmativa automáticamente pasará a formar parte de nuestro portfolio y de la base de datos de la web para que los clientes puedan acceder a ella y comprarla. Hay veces que nuestra imagen es rechazada, pero no al 100%. Se considera como buena pero puede no ser aceptada por faltar o sobrar algún dato (contrato de modelo, keywords erróneas o irrelevantes, marcas registradas que deben ser eliminadas, etc.)